Videntes en Málaga en el siglo XVII: cuando la videncia era Brujería

En la Europa de los siglos XVII la magia era una respuesta común a la práctica de ritos paganos, e incluso a diversos hechizos religiosos. Poco después, la religión se desvinculó de las prácticas esotéricas, dividiéndose la sociedad en aquellos grupos populares que querían mantener sus ritos y los que se querían regir no tanto por el esoterismo y las prácticas naturales sino por la ciencia. Los videntes Malagueños de verdad en el siglo XVII, tenían las mismas capacidades que las de hoy en día: conocimiento de los sentimientos y sensaciones,adivinación del futuro, contacto con el más allá, pero no entendían que esto fueran dones y la sociedad tampoco estaba instruida para entender que eso eran capacidades y no brujería, señalándolos como algo malo.

La videncia como signo de anormalidad en el pasado: la realidad de los videntes en el siglo XVII

La realidad de los pueblos del pasado, es que éstos al no entender lo que estaba pasando y otros tipos de percepción, quisieron rebelarse, terminando con todo aquello que ellos consideraban “como amenaza y maligno” Entonces la videncia se comenzó a ver como una brujería, tachando a mujeres de lo que no eran, terminando con sus vidas de manera grosera y cruel, colgándolas así como quemándolas en hogueras. Las famosas cazas de brujas, se extendieron también a los curanderos y a las mujeres que limpiaban el aura, así como a todas aquellas personas que recibían mensajes de otras entes superiores. La magia y las capacidades mágicas por no entenderlas llegaron a confundirse con maleficios y los videntes en Málaga en el siglo XVII fueron duramente castigados, sin tener motivo real para hacerlo. Hubo que esperar hasta el Renacimiento para que las cosas cambiaran y se dejara de hablar de pactos con el diablo y estos horrorosos conceptos, comenzando a apostar por la verdad de que los humanos podían tener una parte mágica.

Evolución del tarot y las videntes

El concepto de los videntes, es por lo tanto muy nuevo, siendo de relativa aparición en este último siglo. La figura del vidente es desde entonces amable, logrando inspirar una solución así como respeto por su sabiduría mágica y don natural. Hoy en día, las videntes siguen luchando por su reconocimiento, ayudando a las personas con sus tiradas del tarot, adivinaciones y hechizos mágicos.

El tarot actual y la relación de la sociedad con el mismo

Hay personas que todavía dudan cuando se habla de la reputación de los videntes Malagueños, debes saber que aquel/aquella que es bueno/a te lo demostrará gracias a su alta capacidad de comprensión y atención, generando hacia ti un completo mensaje que tenga sentido.

 

Visita: https://www.tarotistasvidentes.es/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*